REGLAMENTO DE LA SECCION BASICA DE AUXILIO POR DEFUNCION EN ACTIVO DE LA MUTUALIDAD DE EMPLEADOS DEL BANCO SANTANDER, MUTUALIDAD DE PREVISION SOCIAL A PRIMA FIJA (M.P.S.).

 

El presente Reglamento se rige por lo dispuesto en la Ley 50/1980, de 8 de Octubre, de Contrato de Seguro (B. O. E. de 17 de Octubre), en la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados (B. O. E. de 9 de noviembre), en el Real Decreto 1430/2002, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Mutualidades de Previsión Social (B. O. E. de 17 de enero de 2003) y por lo convenido en las Condiciones Particulares.

ARTICULO PRELIMINAR.- DEFINICIONES:

 

A los efectos de este Reglamento, se entenderá por:

Mutualidad: La Mutualidad de Empleados del Banco Santander, Mutualidad de Previsión Social a prima fija (M.P.S.), persona jurídica, que asume el riesgo contratado.

Tomador del Seguro/ Mutualista: La persona física que asume los derechos y las obligaciones del contrato y sobre cuya vida se establece el seguro.

Empresa: Banco Santander o Empresas del Grupo Santander a efectos de la Mutualidad según lo previsto en los Estatutos.

Beneficiario: La persona física titular del derecho a la indemnización, que lo es el propio Mutualista, salvo en la cobertura de fallecimiento. Para la cobertura de Fallecimiento, serán beneficiario/s los libremente designados por el Mutualista, quien deberá indicar de forma indubitable quién y en que proporción tiene derecho a la prestación de la presente sección. En caso de falta de designación expresa, lo será por orden preferente y excluyente:

1. El cónyuge

2. Los hijos del Mutualista menores de edad o incapacitados a partes iguales.

3. Los hijos del Mutualista a partes iguales.

4. Los padres del Mutualista a partes iguales.

5. Los herederos legales del Mutualista, excepto el Estado.

La falta de Beneficiarios, deja sin efecto la prestación.

 

Artículo 1º - Altas y Bajas

 

a) Altas: Para proceder al alta en este Reglamento, será necesario:

• Ser empleado del Banco Santander o de una entidad del Grupo, considerada como tal según lo dispuesto en estos Estatutos.

• Solicitar la adhesión a la Mutualidad como Mutualista.

• Una vez alcanzada la condición de Mutualista se solicitará, por parte de éste, la adhesión a cualquiera de los Planes de Pensiones promovidos por la Mutualidad, siendo requisito indispensable para poder pertenecer a la Sección Básica de Auxilio por Defunción estar adherido a cualquiera de estos Planes.

• Asimismo, la admisión estará condicionada a la superación de las pruebas médicas que la Mutualidad considere necesarias.

b) Bajas

Serán causas de baja como Mutualista las siguientes:

1) Causar baja libremente como Mutualista, bastando para ello que lo soliciten por escrito.

2) Falta de pago de las derramas pasivas.

3) Si por culpa del Mutualista la primera cuota no ha sido pagada, la Mutualidad tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la cuota debida en vía ejecutiva. Salvo pacto en contrario, si la cuota no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, la Mutualidad quedará liberada de su obligación.

4) En caso de falta de pago de una de las cuotas siguientes, la cobertura de la Mutualidad queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si la Mutualidad no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la cuota se entenderá que el contrato queda extinguido. En cualquier caso, la Mutualidad, cuando el contrato esté suspenso, solo podrá exigir el pago de la cuota del periodo en curso.

Si el contrato no hubiere sido resuelto o extinguido conforme a los párrafos 3 y 4 anteriores, la cobertura vuelve a tener efecto a las veinticuatro horas del día en que el tomador pagó su cuota.

5) Perder la condición de partícipe de cualquiera de los Planes de Pensiones promovidos por la Mutualidad y consiguientemente dejar de pertenecer a la Sección Básica de la Mutualidad.

6) Sanción disciplinaria por actuación dolosa contra los intereses de la Mutualidad. La resolución será adoptada con carácter provisional por la Junta Directiva y sometida a ratificación por la primera Asamblea General que se celebre.

En cualquier caso y ante la baja de un Mutualista se estará a lo dispuesto en las condiciones legales fijadas por la Ley 50/1980, de 8 de Octubre, de Contrato de Seguro.

Los Mutualistas que causen baja vienen obligados a satisfacer sus cuotas en descubierto hasta el momento de su cese.

Bajas en la Empresa: La baja en la Empresa no producirá ningún efecto si el Mutualista desea seguir perteneciendo a la Mutualidad.

Si una Empresa perdiese la condición de tal, los Mutualistas pertenecientes a la misma tendrán el mismo tratamiento que el expresado en los párrafos anteriores.

 

Artículo 2º - Cuotas.

 

La Mutualidad destinará a la financiación anual de las cuotas correspondientes a los Mutualistas, el total de los rendimientos de su patrimonio propio, el exceso del rendimiento sobre el tipo de interés técnico de las provisiones matemáticas afectadas a esta sección y los donativos que perciba, una vez descontados los gastos de funcionamiento de la Mutualidad.

Sólo se exigirá a los Mutualistas el pago de las cuotas si en algún ejercicio dichos recursos no alcanzasen el importe total de las cuotas necesarias calculadas mediante el correspondiente estudio actuarial.

En dicho caso, se procederá a percibir por la Mutualidad la parte proporcional de cuota que fuese precisa a todos los Mutualistas.

La cuota que se establecerá para la cobertura de las contingencias establecidas en este Reglamento se determinará anualmente en función del importe de las prestaciones que la entidad otorga.

Si la citada cuota total resultase insuficiente, bien por revalorización de las cuantías de las prestaciones fijadas en este Reglamento o por otras circunstancias, podrá ser modificada por acuerdo de la Junta Directiva, siempre que exista el correspondiente estudio actuarial que así lo justifique.

Para los Mutualistas pertenecientes a la Empresa, este pago se realizará mediante cargo en la cuenta bancaria comunicada, en una sola vez, cada año que proceda.

Cuando el Mutualista no pertenezca a la Empresa, el pago de la cuota se realizará, de forma anticipada, mediante domiciliación bancaria, siendo por cuenta del Mutualista los gastos de cobranza, teniendo en cuenta las siguientes normas:

a) El Mutualista entregará a la Mutualidad carta dirigida al establecimiento bancario o Caja de Ahorros dando la orden oportuna al efecto.

b) La cuota se entenderá satisfecha a su vencimiento, salvo que, presentado el cobro dentro del plazo de 30 días naturales a partir de dicha fecha, no existiesen fondos suficientes en la cuenta del tomador del seguro, en cuyo caso se pondrá en conocimiento mediante carta certificada al Mutualista. Debiendo el tomador satisfacer la cuota en el domicilio de la Mutualidad.

c) Si la Mutualidad dejase transcurrir el plazo de 30 días naturales sin presentar el recibo de cobro, y al hacerlo no existiesen fondos suficientes en la cuenta, deberá notificar tal hecho al tomador del seguro por carta certificada o un medio indubitado, concediéndose un nuevo plazo de 30 días naturales para que comunique a la Mutualidad la forma en que satisfará su importe. Este plazo se computará desde la recepción de la expresada carta o notificación en el último domicilio comunicado a la Mutualidad.

 

Artículo 3º - Certificados individuales.

 

La Mutualidad emitirá para cada Mutualista el correspondiente Certificado Individual, en el que se hará constar, al menos:

- Nombre de la Empresa.

- Nombre y Apellidos.

- Fecha de nacimiento.

- Fecha de alta en la Mutualidad.

- Beneficiarios de la prestación de fallecimiento.

 

Artículo 4º - Prestaciones

 

CAPITAL POR FALLECIMIENTO. Requisitos y cuantía

Requisitos.

En caso de fallecimiento del Mutualista, los beneficiarios que ostenten tal condición, conforme al artículo Preliminar, tendrán derecho a la percepción de un capital, siempre que:

a) El Mutualista no haya generado previamente derecho a las prestaciones por Jubilación o Invalidez en alguna de las secciones y/o Planes de Pensiones promovidos por la Mutualidad y/o cualquiera de las prestaciones recibidas de los distintos regímenes de la Seguridad Social u Organismo Competente.

b) La edad del Mutualista, en el momento del fallecimiento, sea inferior a los 65 años.

Cuantía.

El capital de fallecimiento será igual a 601,01 euros por cada año de pertenencia a la Mutualidad de forma ininterrumpida hasta el momento del fallecimiento, con un máximo de 3.005,06 Euros.

Dicho importe podrá ser actualizado anualmente o con cualquier otra periodicidad con el fin de adecuarse a la evolución del coste de vida, con el simple acuerdo de la Junta Directiva de la Mutualidad, siempre que medie Dictamen Actuarial favorable.

No acumulación de capitales.

Si el Mutualista ostenta la condición de partícipe de dos o más planes de pensiones promovidos por la Mutualidad, en ningún caso se producirán acumulación de capitales de fallecimiento, dado que el partícipe, que lo sea de varios planes de pensiones, sólo y exclusivamente ostenta la condición de Mutualista.

 

Artículo 5º - Error en la Edad.

 

Si como consecuencia de una declaración inexacta de la fecha de nacimiento del Mutualista, no se hubiera percibido la cuota, o fuese inferior a la que correspondiera según su edad, la prestación de la Mutualidad se reducirá en relación a la cuota no percibida.

Si por el contrario, la cuota pagada es superior a la que debería haberse abonado, la Mutualidad está obligada a restituir el exceso de cuota percibida, sin intereses.

 

Artículo 6º - Rescates.

 

Toda vez que la prestación es por fallecimiento, motivos de antiselección de riesgos, hacen que no exista derecho a rescate en esta Sección.

 

Artículo 7º - Solicitud, Requisitos y Pago de Indemnizaciones.

 

En caso de ocurrencia de una contingencia prevista en el presente Reglamento, la Mutualidad hará efectiva la prestación correspondiente en la forma indicada por el beneficiario o beneficiarios designados por el Mutualista, de conformidad con el artículo 83 y siguientes de la Ley del Contrato de Seguro.

Para el pago de dicha prestación, deberán aportarse a la Mutualidad los siguientes documentos, enviándolos al domicilio social de la Mutualidad:

a) Certificado de Defunción.

b) Certificado Oficial, con la firma del medico que haya asistido al Mutualista, indicando origen, evolución y naturaleza de la enfermedad o accidente que le causó la muerte.

c) Certificado del registro de actos de ultimas voluntades o copia del ultimo testamento del Mutualista, o auto judicial de declaracion de herederos.

d) Fotocopia del libro de familia y NIF de los beneficiarios, los cuáles deberán demostrar fehacientemente el derecho al cobro de la prestación.

e) Justificación documental del cumplimiento de los requisitos fiscales obligatorios. En el pago del impuesto sobre sucesiones y donaciones, formulario 650 de la hacienda publica, epígrafe 21, incluirá el importe de este seguro.

La Junta Directiva podrá, atendiendo a las circunstancias concurrentes, eximir del cumplimiento de alguno o algunos de los requisitos anteriores.

Pago de Indemnizaciones : Una vez recibidos los documentos procedentes y aceptada su validez, la Mutualidad, en el plazo máximo de cinco días, deberá pagar o consignar la prestación garantizada, y en cualquier caso, dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la documentación.

 

Artículo 8º - Tributos.

 

Todos los tributos que graven o puedan gravar las operaciones que se recogen en este Reglamento, serán por cuenta de los Mutualistas o Beneficiarios.

 

Artículo 9º - Comunicaciones.

 

Las comunicaciones de los Mutualistas o Beneficiarios, se realizarán en el domicilio social de la Mutualidad que figura en los Estatutos.

Las comunicaciones de la Mutualidad al Mutualista o beneficiario, se realizarán en el último domicilio comunicado por éste a la Mutualidad.

 

Artículo 10º - Prescripción.

 

Las acciones que se deriven de este Reglamento prescribirán en el término de cinco años a contar desde el día en que pudieron ejecutarse.

 

Artículo 11º - Jurisdicción.

 

Si cualquiera de las partes contratantes afectadas por este Reglamento o ambas decidieran ejercitar sus acciones ante órganos jurisdiccionales, deberán acudir al Juez del domicilio del Mutualista o del Beneficiario, que será el único competente para el conocimiento de las acciones derivadas de este contrato de seguro, siempre que este reside en territorio español.

En los demás casos, será competente el Juez del domicilio social de la Mutualidad.

 

DISPOSICION TRANSITORIA UNICA

 

Para aquellos Mutualistas que lo fuesen a 21 de Octubre de 2005, fecha de aprobación del presente Reglamento de Prestaciones y que en esta fecha contasen con una antigüedad en la Mutualidad inferior a cinco años, se considerará que su antigüedad es de cinco años a efectos de lo previsto en el artículo 4º para la determinación de la cuantía. Para los nuevos Mutualistas que se incorporen a la Mutualidad, a partir de la fecha 21 de Octubre de 2005, se regirán por lo establecido en el artículo 4º del Presente Reglamento.